Valenciano


 Catellano

CUIDADO Y LIMPIEZA DE LENTES DE CONTACTO

Alt text

 

Si al colocar las lentes de contacto experimenta molestias, ardor o lagrimeo que persiste después de dos o tres pestañeos, quítelas enjuáguelas y vuelva a intentar. Consulte a su contactólogo si los síntomas persisten.

Siempre revise su visión después de ponerse las lentes. Si es borrosa inspeccione sus dedos y pestañas antes de buscar la lente en la zona blanca de su ojo.

Lave su estuche dos veces a la semana con varias gotas de solución limpiadora en agua caliente, enjuague profundamente y deje secar.

Asegúrese de que cada lente esté recubierta completamente de solución conservadora y bien centrada en el estuche antes de cerrarlo, para evitar romperla con la tapa.

El maquillaje debe ser aplicado después de ser colocadas las lentes y retirado luego de la haberlas quitado. No aplique cosméticos en los bordes de los párpados. El spray para el cabello debe ser puesto antes de que se coloquen las lentes.

Con aire acondicionado, viento o calefacción la lente puede deshidratarse provocando molestias y mala visión. Consulte a su contactólogo para que le recomiende el hidratante adecuado.

Nunca use las lentes mientras duerme, salvo indicación de su contactólogo.

Las lentes de contacto tienen una vida útil limitada y deben ser repuestas regularmente. La duración de las lentes es individual a cada paciente y depende no solo del cuidado e higiene de las mismas, sino también de la composición lagrimal.

Las lentes desechables o de cambio programado, deben ser desechadas tras el periodo de uso recomendado por su contactólogo.

Las lentes de alta permeabilidad son menos resistentes a las roturas si son sometidas a presión excesiva. Manéjelas con suavidad y evite dejarlas caer sobre superficies duras. Trabaje sobre una mesa cubierta con una toalla o pañuelo de papel.

Para evitar confusiones nunca deje abiertas ambas reparticiones de estuche a la vez.

Si tiene excesivo lagrimeo o sensibilidad a la luz, molestias, ojo rojo o cualquier síntoma fuera de lo normal, no deje de consultar

RECUERDE:   SUS OJOS Y LENTES DEBEN SER REVISADOS POR LO MENOS UNA VEZ AL AÑO.

Lentes desechables o de cambio programado

Las lentes de contacto desechables están diseñadas para ser utilizadas durante un cierto periodo de tiempo y luego ser desechadas, brindando al usuario la comodidad y seguridad de una lente nueva cada vez.

La filosofía detrás de esta modalidad de uso es preventiva, es decir, desechar las lentes antes de que se deterioren y comiencen a causar problemas.

Para beneficiarse plenamente de este sistema, es imprescindible desecharlas en fecha. El estirar su uso, aunque uno pueda sentirse cómodo con ellas, aumenta el riesgo de complicaciones.